sábado, 28 de enero de 2012

Divagaciones: Chico Bueno vs. Chico Malo en la literatura juvenil actual

Chicos y chicas, pequeños y pequeñas, hoy traigo una loca divagación (análisis XD) a la que le he estado dando vueltas en mi cabeza últimamente. Les contaré como fue que realmente se concretó esta curiosidad de mi parte. 

Un par de semanas atrás, leí un libro con el típico triángulo amoroso del romance juvenil del momento. El libro era de fantasía, así que los dos chicos, obviamente, tenían algo "anormal" en ellos (saben a lo que me refiero, ¿no?). Después de terminarlo, y habiendo pasado una semana, encontré un tema de discusión en goodreads sobre este par de chicos en cuestión. El debate (porque ciertamente pelea no, ya que todos los comentarios eran muy respetuosos) era acerca de los ya tan famosos, e imposibles de no venir en las sagas Young Adults como el juguetito que trae la cajita feliz de McDonals; me refiero al TEAM (porque no hay nadie que no tenga algún TEAM, no mientan) al que pertenecían las lectoras, y la pregunta era el por qué la protagonista debía elegir a ese personaje.

Cada lectora dio su argumento y lo expuso. Todos eran válidos, por supuesto, ya que cada punto de vista es con referencia a la forma de pensar de cada persona. Pero entonces a mí me sucedió algo curioso con este triángulo amoroso en particular: Mi inclinación no era por el protagonista. 

Ahora bien, todas se preguntarán, ¿y qué tiene eso de curioso? Para mí, mucho, porque l@s autor@s nos tienen acostumbradas a traernos rendidas ante los primeros tipos que aparezcan en escena. Ahora, muchas dirán: "Este no es mi caso". Pero ahora voy con otro asunto que me concierne sacar a relucir. Este asunto es que, y es la verdad, el autor(a) la mayor parte de las veces nos presenta, en primeras, al chico malo-camisa de cuero-sexy, al que la protagonista termina convirtiendo en su "one & only" y por el que las lectoras terminamos sintiéndonos igual. Por tal motivo, quien aparezca después vendrá a ser un "segundón", el que nadie de nosotras hace caso, la contra parte, la antítesis del primero; es decir, el bueno y el dulce. Lo peor es que la protagonista también estará sintiéndose rara por este, nosotras nos moriremos del coraje porque la tipa ya tiene a su "camisa de cuero" rendido por ella, y nos estaremos preguntando qué rayos tiene en la cabeza para fijarse en el "yo no uso camisa de cuero".

Con lo anteriormente dicho, y prosiguiendo con mi relato sobre ese triángulo amoroso con el que me encontré inclinada hacia el "segundón" (aunque nada tiene de segundón, se los aseguro), me pregunto si la elección del chico malo en la mayoría de nosotras las chicas ya es algo meramente psicológico. ¿O acaso de la misma manera l@s autor@s juegan con nuestra mente y nos hacen elegir inconscientemente al que ya tienen destinado para su protagonista, sea bueno o malo? ¿Por qué nos gustan los chicos malos? ¿Por qué despreciamos a los chicos buenos? 

El chico malo te daría un buen beso y se vería bien en una moto o en un auto deportivo, pero entonces sería bipolar y cualquier día podría tratarte como una paria porque en lo más profundo de su ser guarda secretos oscuros y un pasado con una infancia horrible, por lo que no cree en el amor duradero ni nada de eso. En conclusión, de él no esperes más que algo pasajero.

Por otro lado, el chico bueno te idolatraría hasta el cansancio, sería fiel, leal, dulce, te amaría hasta la muerte, te daría protección, tú serías su existencia. A pesar de los problemas te mostraría que en el mundo hay mucho más que sólo maldad y odio, y antepondría tu felicidad a la suya propia. En conclusión, el chico busca algo realmente serio, si es posible con anillo y todo.

Lo anterior es sólo en base a lo que he leído, no es para que se alarmen ni nada. Siempre había dicho que (aunque no me guste admitirlo) los chicos malos son más atractivos y comerciales en el mercado de la literatura juvenil porque los chicos buenos comúnmente (citando algunas autoras tramposas) son los mejores amigos de las protagonistas, y son los personajes con menos personalidad en la historia ya que sus reacciones siempre giran en torno a su mejor amiga, pues viven secretamente profesándole amor; prácticamente son como meros robots programados al servicio de ellas. En pocas palabras, le cuidan la mercancía al chico malo. Porque el chico malo es dominante, elegante, exótico, e imponente en personalidad. Su fuerza radica en su seguridad, y por consiguiente lo que quiere lo consigue, cualidades que no debemos de negar que son atrayentes en una persona.

Pero no se me molesten, dije "comúnmente" y no "siempre". Existen las gratas sorpresas en donde los chicos dulces, y los mejores amigos también, se llevan a la chica, o al menos consiguen un momento de duda en su "amor perfecto" y un beso de esta, si tienen suerte. Escasas son, pero las hay (espero ya se les hallan evocado algunas, porque yo ya pensé en una lista). Sin embargo, si sucede lo anteriormente expuesto, es porque en la historia estos chicos buenos fueron los primeros en aparecer, ¿me entienden? La dichosa trampa de los autores.

Por tanto, pasemos a una clasificación de los chicos malos y buenos.

No es por presumir, pero me considero un poco versada en el tema (sí, he leído mucho sobre ellos XD). Lo que me hace ver que existen diferentes tipos de chicos malos, y diferentes de chicos buenos. Veamos algunas de estas especies típicas.

Chico Malo:
  • El playboy: el que tiene un condominio por corazón, hasta que llega la "indicada" que es, según él, diferente a las demás.
  • El villano: que es de naturaleza maligna, pero contra todo pronóstico termina enamorado de la prota.
  • El líder de pandilla: ¿les suena: moto, chaqueta de cuero, etc.?
  • El misterioso: el chico nuevo, que aparece de repente de sólo Dios sabe dónde.
  • El incomprendido: ese que trae un pasado oscuro, y que en consecuencia es un amargado, malora, gruñón, y al principio un poquillo misógino.
Chico Bueno:
  • El mejor amigo: el ya conocido, y pobrecillo ignorado, BFF.
  • El vecino de a lado: conocido también como el tímido no amigo, típico que vive idolatrando a la chica, viéndola desde su ventana, incapaz de confesarle su amor.
  • El estudioso: ¿han notado que la mayoría del tiempo los chicos buenos son los nerd, lentes de fondo de botella, aplicados?
  • El popular: conocido como Mr. Simpatía; el quarterback del equipo de la escuela, el que le cae bien a todo el mundo sea chico o chica, niño o adulto.
  • El señor positivo: esta especie es como el maestro Yoda de los libros YA; las frases motivacionales a lo zen las dice este.
Como bien pueden ver, estas clasificaciones son las que podemos encontrar como las más generales, porque si se dan cuenta existen mezclas entre unos y otros. Y es aquí donde l@s escritor@s nos juegan otra GRAN partida psicológica bien llevada a la que ninguna podemos resistir (yo misma en partícula XD). Esta es la llamada Combinación Chico Bueno-Malo.

¿Cuál es esa? Sencillo. Esta se traduce en el conocidísimo: Chico Atormentado.

 Él no es malo, pero naturaleza oscura anida en su interior; es más peligroso y mortífero de lo que piensan. A cambio, él trata de ser mejor de lo que es. A pesar de ser el perfecto imperfecto más bello del mundo, se siente menos (entiéndase como monstruo) y a consecuencia de eso cree no merecer a la protagonista. Es fuerte, valiente y honorable; tiene un pasado doloroso con el que lucha constantemente y sus manos no están limpias. Pero aunque siente amor verdadero, dejará a la heroína elegir si quedarse con él o no -no importará, porque de todos modos él la esperará por siempre y será su apoyo-. Incluso es capaz de convertirse en su mejor amigo, sólo por hacerla feliz.

En esta categoría, podría mencionar muuuuchos, pero permitiré que ustedes lo hagan:)

Así pues, las consecuencias que provocan los chicos atormentados en los libros YA, es que las lectoras queramos darles amor y reconfortarlos. El resultado irremediable: "totally fall in love with him". Prácticamente estos chicos son como una pantera negra con ojos del gato con botas de Shrek; sabes que en cualquier momento podría darte un zarpazo, pero esos ojitos te derriten. Entonces díganme, ¿no suena como una sucia tramposada por parte de los escritores? ¡¿Quién no va caer rendida ante semejante prototipo?!

Así que llego a la conclusión de que la combinación sirve de forma bastante efectiva para vendernos el paquete entero. Sin embargo, todavía me quedo con el problema de los chicos segundones, los que aparecen después del "one & only". Me pregunto por qué nunca pueden quedarse con la protagonista, sin importar que hayan aparecido uno o dos libros después. Sobre todo cuando las autoras hacen que la mayoría nos enamoremos de ese, y al final nos rompa el corazón enviándolo a volar bien lejos. Y esto es lo que me sucede en ese triángulo amoroso con el que empecé a narrar. Como comenté en goodreads, el primer chico, que vendría a ser el amor perfecto de la chica, es tan típico que incluso he llegado a aburrirme de estos personajes pues los he visto en cada libro, pero con rostro y nombres diferentes. Esta fue la principal razón de que el segundo chico me hiciera caer rendida, porque tiene muchas más cualidades como personaje y no es plano como el primero.

Sin embargo, me imagino que al fin y al cabo los triángulos amorosos son jugosos y venden la historia sea cual sea. Son como bombas atómicas, y como dice el dicho, en tres uno siempre sale sombrando. Uno debe salir lastimado, uno debe ser el que se tenga que apartar. Pero por primera vez me gustaría que alguna autora se arriesgara y nos mostrara algo distinto en romances, como elegir al segundo. En este caso, elegir al que sea el menos obvio, pero que al mismo tiempo la elección sea coherente, con sustento y no sólo por cursilerías. Esto me lleva a la conclusión final de que no importa qué tipo de chicos nos gusten en los libros, sean buenos o malos. A veces nos gustará el bueno, a veces el malo. Lo importantes es que tenga cualidades y se sienta real y no una sosa imitación de los tópicos-típicos. Bien puede ser que nos guste el chico bueno Peeta, el chico malo Damon, o el chico atormentado Jace. Piénsenlo detenidamente entre estos tres personajes y díganme: ¿Hay alguna diferencia en el amor que les profesan las lectoras?... No lo creo.

Nos LEEmos^^


11 comentarios:

Arila dijo...

Jaja! Yo creo que depende mucho de como te lo plantee el autor, obviamente te vende los personajes, pero a mí a veces me gustan más los segundos aunque se que para que la historia quede linda tiene que acabar con el otro, que es el amor de la protagonista. Lo que no soporto son los excesivamente atormentados de los que hablas, edward en crepúsculo me caía muy mal, yo era team jacob total jaja!

Arix-chan dijo...

en chico malo o malo-bueno, caeran todos los q tengan algo malo en ellos xDDDDDDDDDDDD

FeR♥cUpCaKe dijo...

jaja si todo es verdad, pero a mi me gustan mas los chicos malos (son los mas guapos) jaja, aunque a veces escojen al bueno, todas diremos grrr porque te quedaste con ese?!! mientras otras lectoras estaran felices por su decision.

SILVIA.09 dijo...

ME ENCANTAAA
el ejemplo de peeta es mas que perfecto no conosco a protagonista mas bueno y dulce que el
creo que el unico que daria batalla en "bondad" seria edward cullen o sam de temblor :D

y bueno el ejemplo de chico malo no podria ser mas perecto damon salvatore es mi chico malo favorito sin duda

con cual me quedaria?
creo que los malos son mas sexis he interesantes pero sin duda en la vida real elegiria a el bueno
no me importaria tener un peeta o un edward pero un damon :O

vani dijo...

creo que tu opinión esta muy bien....y en algun momento toda lectora se lo plantea.
Mi hermana, por ejemplo, es una adicta a la lectura igual que yo xD y ella es rara la vez quele gusta el protagonista, siempre prefiere al chico bueno que es un amoor, perfecto, pero que es el "secundario" nomás.
No se decirte porque pasa eso...yo lamentablemente tengo predileccion por los chicos malos :( y me encanta leer de ellos, pero ya sabes...de los "malos BUENOS" jaja.
Pero creo...como dijeron más arriba quemucho depende del autor, y de como lo plantee.
Besitos

B.C. dijo...

Aww me encantó la entrada :3

La verdad concuerdo en muchas cosas. He leido demasiados libros con ese tipo de triangulo amoroso, y si, por alguna u otra cosa me conquista el protagonista, pero como has dicho sería interesante sí llegara un autor a dejar a la protagonista con el que pintaba para secundario xD

Oh! Creo que te gustan los doramas, por lo que vi la imagen de "Winter sonata"... en realidad a mi me gustan porque me he encontrado a varios con que se queda con el segundón; en fin saludos!

Bianca Di Angelo dijo...

No me sorprende, NO ME SORPRENDE que tanta excelencia venga de ti, PriSS.
¿Sabias que justo el otro día estaba pensando en que creo que, en vez de ser "Team Ash", me cae mejor Puck? (No, obviamente no tienes forma de saber eso).
Me sorprendió, por que fue la primerísima vez que me gustaba mas el "segundón" en un triángulo amoroso tan obvio (odio cuando ya de primera sabes con quien se va a quedar la protagonista). De todas formas, no me puedo imaginar a Meghan sin Ash. Pero mi preferido es Puck.
Por cierto chicas, DAMON ES MÍO. Gracias.
Saludos!!
Bian

PriSS dijo...

@Bian: Yo adoro a Puck, de echo no me molestó cuando Meghan andaba dudosa por él, porque de cierta manera él tmb se la merece (es la primera vez que en un triángulo amoroso me gustan ambos protas). Pero de verdad lo siento, porque el príncipe de inverno ES EL PRÍNCIPE DE INVIERNO! (sorry Pucky, te quiero T_T) Y para mi mala suerte soy débil a los chicos atormentados >.<. Ni modo.

B.C.: Si, me encantan los doramas, y en ellos suceden cosas inimaginables. Los orientales se arriesgan más en sus historias. Hay unos finales horriblemente tristes!

Muchas gracias a todas chicas por tan acertados comentarios y por compartir sus opiniones. Y como comentan más arriba, ciertamente que todo tiene que ver con el enfoque que le de el autor; y eso es a lo que yo llamo tramposada, pues a los lectores prácticamente se nos deja con las manos atadas, en fin, ya me explallé jaja.

Un bso a todoas!^^

Sara dijo...

Touché! No puedo negar nada de lo que has dicho porque TODO, absoultamente TODO es cierto. Aunque hay veces en las que me enamoro del segundo chico... Pero bueno, el caso es que acabo enamorándome SIEMPRE del que NUNCA acaba con la chica. #&%~@ Muy buena entrada! besitos <3

Anónimo dijo...

WOWWWW!!!!! chica tu si que le atinas a todo x eso adoro tu blog...y si tienes TODA la razon! en todo lo que dijiste, para una loca lectora (aca como tu y yo, y todas las que comentaron) muchas veces es demasiado dificil decidir con que chico quedarte, ya sea con el chico bueno (peeta, xavier), el chico malo (damon, patch)o el chico atormentado (jace!), los 3 tipos de chicos tienen un noseque que te hace amarlos!

Aun que debo admitir que yo prefiero a los chicos atormentados, y entre el primer o el segundo chico que aparece me quedo con el primero siempre, ya que soy de esas a las que las autoras si les lavan el coco desde el principio!

Ame tu entrada!! sigue asi amo tu blog
chao
besos
psd: VIVAN LOS 3 TIPOS DE CHICOS!! que aun asi amamos a todos !

Anónimo dijo...

Siempre chicos malos, exceptuando a Peeta. Los chicos buenos me parecen demasiado predecibles y perfectos, un ejemplo de esto es sobre un libro que lei hace poco, en los que los personajes buenos y malos estaban muy marcados. Estaba Sam(El típico prota adorable, buenazo, divertido, valiente, el chico perfecto), su hermano Caine(ambicioso,encantador, sexy) y Drake(Ah Drake; sádico, malvado, divertido, sarcástico, enamorado de sus pistolas, y con látigo rojo en vez de brazo) Y tengo un enamoramiento absoluto por Drake. Sam es pura bondad, Caine es increiblemente dulce, pero Drake es Drake. Lo mismo me pasa con Cole St Clair, Steve Leonard y Damon, por supuesto :)

Estoy en:

'Create