domingo, 5 de agosto de 2012

Reseña: Instinto de Amanda Hocking

Hola mis adorados lectores!! Volví!! Hemos desaparecido momentáneamente del blog porque, bueno, la K-Iris anda en el limbo de los ilustradores, y Lizz la administradora fantasma desaparecida anda en prácticas profesionales y yo ando leyendo, viendo doramas, pelis, series en servicio social y por esa razón tengo descuidado el blog u///u pero me estoy apurando porque tengo unas entradas pendientes y ahora mismo les publico un reseña donde me explayo como típicamente ya saben que lo hago. Nenas y nenes, comenten! ;D



INSTINTO– #1 LAZOS DE SANGRE

Autor: Amanda Hocking

Año de Publicación: 2011

Precio: $198.00 mx.

Páginas: 280

Idioma: Español

Editorial: Destino

Sinopsis: Tras conocer a Jack, la vida de Alice Bonham da un giro inesperado. Y es que él es diferente a cualquier otra persona que haya conocido. Todo cambia cuando conoce a Peter, el hermano de Jack, cuya penetrante mirada la atraviesa. Aunque Peter parece odiarla, Alice siente que le falta el aire cuando está cerca de él. Pero su mayor problema no es haberse enamorado de dos chicos tan diferentes, sino que, por ellos, Alice tendrá que elegir entre el amor o su propia sangre...

Calificación:




Mi opinión:

Con tantas cosas que leer por ahí, la saga de Lazos de Sangre no se me antojaba mucho. Pero como llegó un momento en que no quería nada de complicaciones, sino algo más light para pasar el rato, terminé por decidirme a leer por fin la saga de la que he escuchado hablar tanto.

Como bien sabe la mayoría, puesto que no exagero cuando digo que la blogosfera entera ya sabe que esta saga va de vampiros, la literatura juvenil está tan infestada de estas criaturas de la noche que más que plaga parece una epidemia que nos enferma a muchos. Pero en vistas de que no he terminado del todo por rendirme con los vampiros al parecer, sí tuve la “osadía” para saltar a las páginas de Instinto.

Voy a ir al grano. De Instinto tengo que decir más cosas malas que buenas. En primer lugar, leí el libro sin tener idea de lo que se trataba el argumento pues no leí la sinopsis (sí, sé que suena raro, pero eso me pasó xD). El libro comienza realmente… raro. Bueno, más que raro, Instinto tiene una inducción inconsistente, incoherente; con una escritura más que torpe, atropellada y flojísima. Bien, la verdad es que Amanda Hocking en Instinto tiene una escritura horrenda, en demasía con sabores a fanfic mal hecho (total falta de un buen editor, obviamente, y aclaro que no es culpa de la traducción al español) y bueeeeeno. Continúo. Pero antes: AVISO. Sé que a varia gente le molesta que siempre se estén comparando libros con libros, pero en serio créanme que en Instinto es imposible no ver en la grandeza de la obviedad los parecidos, incluso hasta a Vampire Academy medio lo sentí embarrado, pero no hablaré de eso porque quizá y hasta fueron imaginaciones mías. Así que si vuelvo a sacar al libro de la manzanita a colación, no es mi culpa, toda acháquenla a Hocking.

Como les decía, el principio lo único que consiguió fue hacerme torcer mis pobres cejitas, porque lo que se me venía a la mente eran pensamientos como  “¿What? ¡Qué onda con esto! :S”. Y esa cantaleta continuó hasta las primeras cien páginas. Fueron aburridas, la mera verdad, no voy a mentir. El conflicto de la escena inicial, donde ambos protagonistas se conocen, es decir Jack y Alice, me recordó a cierta parejita requeteconocida en un remoto lugar llamado Port Angeles ¡y ya no digo más! Luego pasó algo para poner los ojos en blanco hasta el cielo: Resulta que a los dos minutos de haberse conocidos, estos ya estaban súper cómodos el uno con el otro como por arte de magia. Y como a la hora, Alice ya estaba haciendo teorías sobre lo que era Jack así sin más (así o más copiado ¡por el amor de Dios! ¬¬) Pero ahí va de nuevo. Después de lo sucedido comienzan a salir en plan de “amigos” súper bien conchos ellos, sin preámbulos ni nada, con esa química en el aire sacada de Dios sabrá quién sabe dónde y ya, y tan poco creíble como que existe Santa Claus. Cien páginas de puro martirio, por que quieran o no, Jack y Alice comieron demasiada manzana.

Pasadas el suplicio de las cien páginas, las cosas toman un rumbo interesante. Todo comenzó a saberme mejorcillo cuando aparece la familia de Jack (sí, otros súper guapos, súper ricos con autos lujosos, súper buenos, y súper fanses de la prota en plan “queremos adoptarte”, ¿les suena? ¬¬). Y la cosa se pone aún mejor cuando aparece Peter y ¡puf! de pronto Alice tiene un flechazo instantáneo (no la culpo, nada más salió a escena Peter y a mí ya me había encantado xD). Peter es el personaje más interesante que encontré en este libro, porque existe una atmosfera de misterio que lo rodea y que me hacía desear saber más acerca de él. Sin embargo, la protagonista es como una migraña; conforme pasa el tiempo te va cayendo más mal y el dolor de cabeza aumenta. Hocking no pudo haber creado otra protagonista más absurda, inmadura, infantil, egoísta, vacía, mediocre y hueca del cerebro. En serio, ¿qué piensan que ganan las autoras escribiendo tipas así? A mi vena pro-frem le dieron en toda la maceta con esta mocosa, que llega a tener actitudes tan ridículas que te hacen detestarla. Me molestan esta clase de personaje. Es decir, la chica va mal en la escuela, no se preocupa por nada, no tiene convicciones ni ambiciones ni sueños para su futuro, ni fu ni fa con su vida, no es buena en nada en particular, y antepone a unos completos desconocidos sobre su familia. Esto último fue la gota que derramó el vaso. Verán, la muy cabeza de alcornoque apenas y conoce a la familia de Jack y a la semana ya no puede vivir sin ellos y prefiere dejar a su pobre hermano porque ya tiene un amor inmeeeenso por ellos xP. 

En este embrollo el último que conforma el disque “triángulo” amoroso es Jack. Bueno, Jack es un niño mono, y me gustaría muchísimo si no fuera porque tiene un comportamiento demasiado infantil para mi gusto, a veces hasta inmaduro (claro, nunca le ganará a Alice en inmadurez), y aunque era un personaje que al principio ni me iba ni venía y se tambaleaba en la cuerda floja, al final del libro me terminó pareciendo agradable. Como digo, lo salva ser un niño mono, nada del otro mundo.  

En cuanto a la familia de Jack, tenemos a Carlisle y Esme… ¡Ah, no! Perdón, quiero decir a Ezra y Mae. Que si bien son personajes que me agradaron, me parecen demasiado clonados a quienes ya saben. Ezra es el líder y Mae es su esposa, y poseen características similares a los anteriores, así que aquí todo se vuelve demasiado predecible y no existe una gran novedad. 

Como agregado y no menos importante, tenemos al hermano menor de Alice, Milo. Este niño es toooodo lo opuesto a su hermana; es el único que de verdad la quiere, lo que lo hace un personaje que vale la pena, pues es talentoso, responsable, amable y adorable (lástima el lastre de hermana que le tocó¬¬). Me gustó mucho su personaje, y lo veremos atravesar conflictos como su oculta homosexualidad y el hecho de que su hermana prefiera a un total desconocido que a él (en serio, esto me hizo rabiar, odié de verdad a Alice).

En cuanto a la historia, se nos expone una extraña y fuerte conexión “destinada” que Alice descubre que tiene con Peter. Lo malo es que nadie contaba con que Alice también tendría un vínculo con Jack, y así se arma la gorda. La verdad es que no es ni mucho menos una gran historia. Lo destacable es la forma que la autora transformó la mitología de los vampiros y creó una propia. Aquí se nos muestra una cultura vampírica donde no existen leyes para ellos (entiéndase, en el mundo de Hocking no hay Vulturis xD) y todos los lazos, tanto afectivos, como de hermandad, las transformaciones y la alimentación tienen que ver con un único elemento vital: la sangre. Esto la verdad es lo que de verdad destaca la creatividad en la historia, en serio me gustaron esos detalles. No obstante, llegados al clímax de la novela, todo llega a parecer una simple y burda excusa para desarrollar un romance que en primera no está ni bien abordado por lo nada creíble que es, ya que en ningún momento se vio el amor por ningún lado, sino más bien algo puramente físico alborota hormonas de niña adolescente. En segundas, todo el asunto es demasiado fatalista, exagerando aún más la horrible personalidad de Alice, forzando a que tome decisiones como quedarse a vivir en aquella casa llena de vampiros sin siquiera intentar razonar las consecuencias con ningún gramo de seso, llegando a conclusiones sin motivo, razón o circunstancia como: “Oh, claro que quiero ser vampiro, son guapos, ricos y geniales y no van a la escuela, ¿por qué no querría serlo? Además, los amo tanto que si no me adoptan me muero”. Yo decía: “¡O sea, niña, ¿qué onda contigo y tu cerebro de pájaro?!”.

En general, es un libro malo. Pero lo que lo salva es que a pesar de que la autora escribe como una aficionada (y de verdad entiendo que sea su primera obra), los sucesos se dan fluidamente consiguiendo un ritmo rápido en la historia, es decir, se lee muy fácil. Para finalizar, es un libro que en la última página te deja con una sensación confusa de no saber si te gustó más de lo que lo odiaste. Pero a pesar de estar refunfuñando, continuaré la saga por el simple hecho de que Peter me gustó mucho y quiero saber más de él. Sin ninguna esperanza en que esto mejore, puesto que me leí reseñas de los tres libros que vienen y según lo que sé las cosas medio mejoran y vuelven a empeorar, lo único que haré será torturarme leyendo la segunda parte, creo yo. Ojalá no termine abandonando esto definitivamente en el libro que viene.

No la recomiendo para quienes estén hartos de vampiros, de protagonistas descerebradas, de triángulos predecibles, de historias trilladas, etc. Lean bajo su propia responsabilidad.

Nos Leemos :P


6 comentarios:

Liz dijo...

Pues si se ve que es malo y punto XD
besos

Arix-chan dijo...

Y por eso decidi no comprarlo XD demaciado trillado, y por como hablas d la protagonista, no creo q pueda soportar a otra de esas deserebradas, odio a las protas estupidas -.-
gracias por advertirme de lo que ya suponia q era.

Debo ♥ dijo...

Mi hermana se lo compró y dijo que no era muy bueno, gracias por la reseña! así me termino de convencer de que no es buena idea leerlo jajajaj

Un beso(:

Anónimo dijo...

A mi no me pareció un libro malo, al contrario, esa escritora me pareció que escribía muy bien.

••I♥[Dolo]♥I•• dijo...

Hola!
Te sigo, me sigues?
Besis.

Anónimo dijo...

Estoy aburrida y pues este libro parece para reirse un rato de la protagonista tonta y facinarse por sólo un personaje, tengo fin de semana libre así que para matar el tiempo creo que servirá

Estoy en:

'Create