domingo, 4 de agosto de 2013

Reseña: Shadow and Bone de Leigh Bardugo

Shadow and Bone (The Grisha, #1)
SHADOW AND BONE – THE GRISHA #1

Autor: Leigh Bardugo

Año de Publicación: 2012

Idioma: Inglés (traducción cortesía de Dark Guardians)

Editorial: Henry Holt and Co.

Sinopsis: Rodeada de enemigos, la una vez gran nación de Ravka ha sido dividida en dos por el Cerco de la Sombra, una franja de oscuridad casi impenetrable plagada de monstruos que se dan un festín con carne humana. Ahora su destino podría descansar sobre los hombros de una solitaria refugiada.

Alina Starkov nunca ha sido buena en nada. Pero cuando su regimiento es atacado en el Cerco y su mejor amigo es brutalmente herido, Alina revela un poder dormido que le salva la vida, un poder que podría ser la llave para liberar a su país devastado por la guerra. Arrancada de todo lo que conoce, Alina es llevada a la corte real para ser entrenada como un miembro de la Grisha, la élite mágica dirigida por el misterioso Darkling (Oscuro).

Sin embargo, nada en este lujoso mundo es lo que parece. Con la oscuridad acechando y un reino entero dependiendo de su indomable poder, Alina tendrá que enfrentarse a los secretos de la Grisha... y a los secretos de su corazón.


Calificación: 






“No soy el tipo de chica que cambia el mundo.”


Mi Opinión:

Este libro anda en boca de unos cuantos que me lo vendieron como la última coca-cola en el desierto del género fantasía épica juvenil. Obviamente yo no lo creí, gracias a Dios; pero entonces leí reseñas de gente de confianza que me invitaron a por fin darle una oportunidad a esta historia. De forma personal diré que a primera vista el libro tiene una premisa muy atractiva. No negaré que la sinopsis es muy intrigante y llamó totalmente mi atención, al igual que su misteriosa portada la cual está muy genial. Pero, y como siempre tiene que haber un pelo en la sopa, todo cambia a la hora de empezar a leer sea para bien o para mal. En mi caso, y entiéndase claramente que sólo hablo de MÍ, de YO-YO, me ha dejado bastante decepcionada, y eso me sorprende porque realmente le tenía ciertas esperanzas puestas a este libro.

No quiero ser aguafiestas, he visto que muchos de ustedes tienen muchísimas ganas de leerlo, y ya que próximamente la editorial española Hidra lo publicará, tampoco quiero ser negativa en cuanto a tirarles las ganas o la curiosidad que les ha despertado la novela. Porque ciertamente a mí me ha pasado, que un libro me encanta y luego a alguien más no y viceversa. Las reseñas pueden ser muy, muy subjetivas y mucho más si no tenemos gustos parecidos. Así que de antemano les digo que es simplemente mi opinión personal de como percibí este ejemplar, por lo cual no voy a detenerme en ser sincera y darles a conocer mi verdadero sentir. Sabiéndolo de antemano y quedando todos de acuerdo, continuemos.

Lo que encontré más destacable de este libro fue lo enriquecido que está de la cultura y folklore de rusia, el idioma, los términos, y la forma en que está construido el mundo y sus reinos, es totalmente genial. De hecho, el contexto de la novela es lo que la salva de todo lo demás que no me ha gustado. El caso de la magia, que aquí se le conoce como “pequeña ciencia”, y la manera en que está estructurada la sociedad y sus funciones dan muestras de lo bien pensado que ha estado para Bardugo, porque se siente muchísima consistencia en ese aspecto. Sin embargo, el caso de la franja de oscuridad, la verdad es que la autora me queda un poquillo a deber, porque mi imaginación me regaló algo mejor al leer la sinopsis, que lo que me encontré realmente. No obstante, no se echa en menos los monstruos que la habitan y el verdadero origen de toda esa oscuridad, que realza de nuevo la buena creatividad de Leigh Bardugo. Para acortar, creo que estos son los puntos que resumen la realidad de las tres coronitas en la calificación, porque si hubiese sido alguien menos insensata quizá le hubiese dado dos como mínimo, y ya vamos a ver porqué.

Creo que realmente mi problema aquí, fueron los personajes. No estoy diciendo que estén mal escritos ni nada, al contrario, Bardugo narra muy bien, pero sus personajes caen en un círculo vicioso que a la larga no los hizo entrañables para mí. Alina, la protagonista, porque ejemplo, sí que no me gustó nada, nada. A ella es a la única que siento un poco demasiado incoherente, porque siendo huérfana y habiendo llevado una vida tan dura, era de lo más inútil, quejosa, llorona y a veces tan infantil en su actitud, al grado de que se me volvía insufrible. No era necesario que fuese una bad-ass para gustarme, pero hubiera agradecido que al menos fuese más inteligente, despierta, madura y con menos tendencia a ser ingenua rayando en la ridiculez, siendo que el mundo en que vivía no era una cama de rosas.

Por los demás personajes, nada que decir, a excepción de destacar a Mal y Genya, el primero mejor amigo e interés romántico de la Alina, y la segunda una amiga de la que ella se hace más avanzada la historia. Ambos son buenos personajes, pero relegados demasiado al segundo plano en esta primera parte, ocasionando que no lleguemos a ver realmente si tienen lo necesario o no. Ninguno me conquistó especialmente, pero parecen tener futuro. Y como último, tenemos al villano malo-maloso, el susodicho Darkling. Y no, ¡no quedé enamorada del Darkling! Esto de veras me pone a pensar, ¿porque todo mundo anda por ahí cayendo al lado oscuro al team Darkling? Es decir, ¿en serio? ¿Team Darkling? No lo entiendo, NO-LO-ENTIENDO. El tipo está totalmente loco, es un psicópata ambicioso de poder que mataría a quien sea por ello. Pero esto me pone a reflexionar si a las lectoras realmente sólo nos hace falta un tipo atractivo vestido de negro actuando como el sufrido, para caer redondas; claro, sin contar con que tenga unos cientos de años, y le falten los mil tornillos que se le zafaron del cerebro. En el caso del Darkling, desde que empezó el libro yo no le creí ni la sonrisa, así que fue un total martirio ver como la protagonista caía como un conejo en la trampa del lobo, cuando hasta en sus narices el lobo le sacaba los colmillos. Esta parte fue realmente frustrante para mí como no tienen idea, al igual que verla enfrentar de forma lenta y absurda los momentos más cruciales en que debió ser valiente y sacar la casta de la que verdaderamente estaba hecha. Pero ese momento apenas y llegó, y al contrario de los dos momentos que me parecieron más emocionantes, sólo uno realmente valió la pena, y eso sólo queriéndole lanzar un trozo de roca en la cabeza a Alina por haber desperdiciado tanto el tiempo.

También hubo partes muy tediosas, con descripciones larguísimas en las que la autora se explayó narrando cincuenta páginas de nada, cuando bien pudo haberlo condensado en veinte. En general, no sé si realmente me siento con ánimos de seguir esta saga, porque el final no me provocó ningún entusiasmo, pero ya veremos más adelante. Vuelvo a reiterar que esto sólo es mi opinión personal, pueden darle una oportunidad si gustan, porque al menos admito que sí hay cosas que valen mucho la pena, pero la decisión ya quedará en ustedes. Y mil disculpas que esta reseña al final se volviera un testamento de quejas, pero créanme que no pude evitarlo.

Nos LEEmos ;)

3 comentarios:

Arila dijo...

Hasta ahora sólo había leído buenas opiniones, y aunque sigo queriendo leerlo, está bien leer otra un poco menos entusiasta. Un beso =)

PriSS dijo...

@Arila: Sí, a mi me pasó que yo también oía pura cosa buena, así que creo que siempre mejor nos conviene tener opiniones de todo tipo jeje. Qué bueno que quieras seguir leyéndolo, quizá a ti te llegue a gustar más que a mí. Besos^^

atención a clientes dish dijo...


Muy interesante la publicacion!
gracias!
saludos

Estoy en:

'Create