martes, 30 de agosto de 2011

Reseña: Bloodlines de Richelle Mead


Tengo algunas reseñas y reseñitas pendientes pero como acabo de terminar de leer lo más reciente de Richelle Mead, y porque era uno de los libros que había esperado desde hace casi un año, y ya que lo leí en dos noches y porque también a estas alturas (a pesar de haber salido a la venta apenas el miércoles pasado) muchísimos ya lo habrán devorado sip, pues no me voy a quedar con las ganas de dar mi humilde opinión. 

Antes explico: Bloodlines no es la continuación PARA NADA de la saga Vampire Academy, lo único en común que tienen son el universo en donde se desarrollaba la anterior saga, y algunos personajes que antes eran secundarios pero que ahora son los protagonistas. Según palabras de la autora, esta es una saga SPIN-OFF que estará conformada por seis libros, cada uno en punto de vista de cada personaje.

Aclarada esa información trataré de spoilear lo menos posible y en nada crucial o importante en la reseña (aviso: spoilers de la saga de VA son inevitables), pero de todos modos a quienes no hayan leído VA les aviso que es probable que no entiendan (aunque puede darse el caso de que sea lo contario; en fin, ustedes saben), pero a los que sí siguieron la saga y no quieren saber de qué va por miedo a que les arruine la sorpresa les recomiendo que mejor no lean.

De antemano advertidos, pasemos a reseñar.



BLOODLINES

Autor: Richelle Mead

Año de Publicación: 2011

Idioma: Inglés (traducción cortesía de Purple Rose)

Editorial: Penguin Young Readers Group

Sinopsis: Cuando a la alquimista Sydney le es ordenado proteger la vida de la princesa moroi Jilll Dragomir, el último lugar al que espera ser enviada es una escuela privada para humanos en Palm Springs, California. Pero en su nueva escuela, el drama sólo acaba de comenzar.
Poblada con nuevas caras y algunas familiares, Bloodlines explora toda la amistad, romance, batallas y traiciones que hicieron del tan adictivo Vampire Academy el #1 en la lista de los mejores libros del New York Times… esta vez el escenario es en parte vampírico, en parte humano donde las apuestas son incluso más altas y todos saldrán por sangre.  
Calificación: 



Bloodlines da inicio aproximadamente un mes después de los acontecimientos en Last Sacrifice, último libro de la saga Vampire Academy.

Sydney Sage, la chica alquimista que recordamos por haber ayudado a Rose en Rusia y posteriormente en Last Sacrifice, es despertada en medio de la noche porque algo muy importante ha pasado. La pobrecita ha estado metida en un lío con la sociedad alquimista precisamente por la ayuda prestada a la loca de Rose. Con la desconfianza de los alquimistas cerniéndose sobre ella, y a punto de ser “reeducada” en un instituto para alquimistas alejados del mal camino, su vida da un giro esa misma noche que irrumpen en su casa.

Los altos mandatarios de los alquimistas han venido para llevarla a cumplir una misión. Pero no cualquier misión. Una misión que incluye relacionarse con las criaturas que desde niña le han enseñado que son una aberración de la naturaleza: los vampiros.

El enorme problema viene directamente de la corte moroi en donde, la reciente descubierta princesa Jill, media hermana de Lissa, que ahora es la reina, sufrió un atentado por parte de morois rebeldes. Todo el alboroto viene a causa de algunos morois que no les viene nada en gracia que Lissa sea reina. Según lo dictan las leyes moroi, ningún moroi puede subir al trono si no tiene familia alguna. Así la muerte de Jill, que es el único familiar vivo de Lissa, sería la solución para acabar con el reinado de esta. Por tal razón Jilll será enviada a un colegio privado humano, y como los alquimistas son los encargados de velar por la raza humana ante el mundo de los vampiros, es necesario alguien que esté a cargo de la vigilancia de Jill ahora que estará encubierta con los humanos.

Al principio todos parecen creer que la mejor para el trabajo es Zoe, la hermana menor de Sydney, quien ni siquiera se ha consagrado como alquimista. Sydney, en busca de salvar a Zoe de la dura y estricta vida de alquimista-y claro, también para reivindicarse-, ruega porque la dejen ir junto a un insoportable y desagradable compañero llamado Keith que parece sólo querer su ruina.

Lo que nunca se esperaba es que aquellas supersticiones y creencias acerca de los vampiros no son nada en comparación a vivir sus días cerca de la adolescente princesa moroi Jill, y Eddie, su damphir guardián. E incluso, lo más desconcertante sucederá cuando el moroi Adrian Ivaskov, con su brillante sarcasmo y aparente insensatez, comience a ganar su confianza.

Pero nada será tan fácil, pues algo extraño comienza a suceder en la escuela, y no sólo los Strigoi pueden causar problemas, sino también los humanos… e incluso los propios alquimistas.


Mi opinión:

A unos cuantos días de la salida oficial, las bellas chicas de Purple Rose ya lo tenían completamente traducido con un trabajo excelente por su parte y una rapidez que no se puede creer. Gracias, agradezco de corazón que dediquen su valioso tiempo a la traducción de un libro que es probable, si la editorial encargada no se apresura, tenerlo dentro de “unos” años en español.

Bloodlines no es un libro que tenga mucho romance que digamos. Siento si decepciono a algunos, pero créanme, nada de eso importa. El libro es emocionante, me encantó!! Los personajes que quedaron rezagados en VA, ahora los vemos brillar con todo su esplendor. La primera que mencionaré será Jill, quien en VA era un personaje que, la verdad, poco me importaba; era mona y todo, pero una más al fin y al cabo… hasta que llegó Last Sacrifice y me di cuenta que era más importante de lo que nadie creyó. En Bloodlines Jill me ha podido gustar muchísimo. Es dulce, buena, encantadora y como todo adolescente tiene problemas por querer encontrar su propia fuerza e identidad en su caótico mundo. Al personaje le esperan muchos avances, será muy interesante verlos, y ver en lo que se convertirá Jill más adelante.

Después está Eddie. A Eddie ya le tenía cariño desde VA, pero ahora incluso me cae todavía mejor. Siempre ha sido un chico caballeroso y gentil, pero ahora muestra mucha más fiereza por defender a Jill. Por ahí existe un asunto con cierta personita importante, y espero que Richelle lo resuelva de manera satisfactoria para Eddie!! Estoy a favor!

Luego voy con Sydney, y creo que automáticamente al hablar de ella debo hacerlo también de Adrian.

Bien, pues Sydney comienza en la saga VA muy parca y el personaje da la impresión de ser bastante plano (de todos modos a mí me caía muy bien). Ella se muestra seria y renuente con Rose, a pesar de tener unos destellos de simpatía hacia ella. No es hasta que nos metemos en su cabeza aquí en Bloodlines que descubrimos que Sydney no es tan simple. Conocemos sus conflictos internos, principalmente con su familia, y los sueños acumulados que su condición de alquimista no le ha permitido cumplir. Sydney es en realidad una chica con poca práctica para tratar con la gente, sobre todo con los chicos, y verla confundirse y no entender las insinuaciones de ellos la hacen realmente adorable. La chica tiene prejuicios sobre los moroi y damphir que su estricta educación le ha inculcado. A través del libro la veremos luchar contra ellas y el afecto que va creciendo por los que poco a poco se van convirtiendo en sus amigos.

Y ahí voy con Adrian.

Sí, lo admito. La razón más fuerte de leer Bloodlines ha sido él. Por saber qué clase de final le daría Richelle Mead después de lo mal que le fue en VA con Rose (sépase que a ella le achaco las culpas). Bueno, como decía. Adrian está en todo el libro gracias a un “gran suceso” que sorprenderá a muchos tanto como a mí. Él pobre sigue destrozado y dolido, ahogando sus penas; bebería de una manera desmedida si no fuese por ese “gran suceso”. Pero para nuestra suerte, no ha perdido su ingenio. Es más, en este libro se luce más que nunca. Es brillante, sarcástico, encantador, inteligente, gracioso. Lo adoré en toda la extensión de la palabra!! Más de una suspirará y se dolerá por él (yo incluida). Aunque para ser sincera, pienso que GRAN culpa de su estado es, por supuesto, el espíritu que lo hace más sensible y descontrolado en sus emociones que un moroi normal; por lo mismo él no sabe canalizar toda esa miseria provocada por el espíritu. Pero entonces Jill es una parte importante, pues Adrian le tiene mucho afecto y ella se preocupa por él. Es cuando Sydney, encargada de Jill, prácticamente termina cuidando de Adrian. Y ella no se detiene en decirle sus verdades a la cara, cosa que él tampoco se detiene de decírselas a ella. Sydney es una chica muy diferente a lo que Adrian está acostumbrado y viceversa. Los diálogos entre ambos son divertidísimos, y me han hecho reír a carcajadas. Ambos tienen una química que es una delicia; verlos juntos es divertido. Se esperan muchas evoluciones para ambos que definidamente debo ver!!

En pocas palabras me ha gustado MU.CHO. Es un poco predecible, sí, pero está bien escrito y los personajes están vivos en la historia. Ya se siente que viene una enorme evolución para cada uno, y yo sólo no puedo esperar para verlo el año que viene en The Golden Lilly. El final dejará a todos con la boca abierta!!!

Ya mejor le paro. Perdón por hacer la reseña tan larga, pero tenía que sacar toooodo de este ronco pecho XD

Nos LEEmos ;D


6 comentarios:

Anónimo dijo...

De Inthacy XD:
Mmm ni sé si darle una oportunidad. Puedo ser la única bloggera a la que no le guste la serie de Vampire Academy? Juro que estuve a unos capitulos de terminar el primer libro (aaaaaños atras) y no pude! Simplemente lo cerre y deje de leerlo. Mi perspectiva sobre este libro no es muy alagueña u.u Creo que paso. PriSS, en esta no te sigo :(

PD: Lean BLOOD RED ROAD. Es H.E.R.M.O.S.A!!! Encontre a mi nueva heroina :)

PriSS dijo...

Hola Intha! jeje, con respecto a lo que dices no voy a discrepar contigo, es cierto. Cuando empecé a ver que en la blogosfera todo mundo hablaba de esta saga, me ganó la curiosidad y leí (con apatía, la verdad) el primer libro. No me terminó de convencer, simplón, como para pasar el rato, y me pregunté porqué entonces a la gente le gustaba tanto??
Decidí que leería el segundo y si nada, abandonaría la saga definitivamente... fue así que después de esto ya no pude soltar la saga, y luego vino un tercero y cuarto de infarto!! y... lo demás es historia jaja. Esta es una saga de "dar oportunidad", sino lo haces no desubres nada, pero si te arriesgas te encontrarás con la que hasta ahora es mi saga favorita de vampiros (incluso sobre los vampiros de morganville :P). No sé si te convencí o no jaja, de todos modos cada quien lee lo que le gusta. De que va BLOOD RED ROAD??

Bsos Intha!

Arien dijo...

Aww, cuatro coronitas.
Y yo sin leerme la saga, tengo que ponerme con ella, pero YA.
Besotes.

PriSS dijo...

Ya te digo Arien, no te dejes guiar por el primer libro... luego viene lo mejor!

Bsos :D

Anónimo dijo...

VA fue es definitivamente mi saga preferida! Ame la saga desde el primer libro, y luego se fue poniendo incluso mejor. Ya lei Bloodlines y me encanto! Sabia que la autora no me decepcionaria :D

Maria Cordero dijo...

BUENAS TARDES SON FAN DE LA SAGA ACADEMIA DE VAMPIROS Y AHORA BLOODLINE, SERA QUE VA A HABER MAS ACCION EN ESTAS HISTORIAS? SERA QUE HABRA MAS LIBROS? DIOS ME MUERO SI ASI LO ES..

Estoy en:

'Create